Noviembre nos ha traído grandes novedades, quizás la más esperada haya sido la implementación de un nuevo modo de juego que nos brinda la posibilidad de poner a prueba el potencial de nuestro gremio, administrar todos nuestros personajes para optimizar resultados, y lo que es más importante, repartir mamporros entre los integrantes de otros gremios.

Las Guerras Territoriales (GT) han sido recibidas con los brazos abiertos por toda la comunidad, ya que era la asignatura pendiente de Galaxy of Heroes desde que comenzaron los gremios. Hasta hace unas semanas solo era posible competir con otros jugadores en la arena de escuadrones, lo que limitaba enormemente la interacción. Al fin, muchos de nosotros podemos ver este juego como lo que realmente es: un juego de estrategia en todos los sentidos, no solo en los combates, sino también a la hora de gestionar recursos para farmear personajes y objetos y, desde ahora, en la administración de escuadrones.

A continuación, traemos una serie de consejos y posibles estrategias que sin duda te ayudarán a alcanzar la victoria sobre tus rivales. Pero antes, os dejamos un breve resumen de aquello de lo que debes ser consciente antes incluso de comenzar la GT.

Datos que debes saber

  1. Los escuadrones usados se pierden. Incluso si vences en tu ataque sin que tus personajes resulten dañados, estos no podrán usarse de nuevo durante la guerra. Ten en cuenta esto a la hora de gastar tus mejores personajes.
  2. El mapa se compone de 10 territorios (8 de personajes y 2 de naves), cada uno formado por hasta 25 escuadrones de su tipo. Si participa todo el gremio en la batalla, la media es de hasta 5 victorias por cada miembro.
  3. No dejes ningún escuadrón sin rellenar, pero tampoco gastes un espacio poniendo un escuadrón sin pies ni cabeza. Ponte de acuerdo con tus compañeros para fortalecer más o menos cada territorio.
  4. ¡No seas egoísta! No ataques a los escuadrones enemigos más débiles solo para que se vea reflejado en el registro de combates, esto no te otorgará ninguna ventaja. Cada jugador debe elegir sabiamente a su rival, teniendo en cuenta el potencial enemigo debe asegurar la victoria tratando de no gastar los personajes más fuertes.
  5. Solo podrás usar los personajes con más de 6000 puntos de poder.

Si tienes más dudas acerca del funcionamiento de la GT, mira el siguiente vídeo.

Posibles estrategias a seguir

Ataque superior

Esta podría ser la opción más lógica a la hora de comenzar la GT. Necesitaríamos un mínimo de 50 escuadrones para hacernos paso entre las casillas 1-A y 2-A del enemigo, pero nos da una gran ventaja si tenemos en cuenta que hemos llegado a la casilla 3-A, la cual está protegida por naves, y la 3-B.

Si hubiéramos atacado de esta misma forma desde abajo, no tendríamos la posibilidad de combatir contra los escuadrones de naves enemigos. Es muy importante llegar a estas dos casillas, ya que podremos ganar 2 territorios (3-A y 4-A) sin tener que gastar ni uno solo de nuestros personajes de infantería. Al mismo tiempo que acabamos con las naves rivales, podremos destruir la casilla 3-B, que de nuevo es de infantería, de este modo habremos optimizado nuestros recursos para destruir las casillas traseras enemigas (4-A, 4-B y 4-C) que nos otorgan muchos más puntos que el resto. Además, habremos destruido las casillas de naves, las cuales no suelen estar tan bien defendidas como otras y habremos ahorrado 50 escuadrones de infantería que podremos usar más adelante.

Si todavía nos quedan fuerzas tras haber acabado con la mitad superior del rival, centraremos nuestras fuerzas en la casilla 1-B y derrotaremos con nuestros escuadrones restantes a todos los enemigos posibles hasta acabar con todos los territorios enemigos si se pudiera.

Ataque en profundidad

Si no podemos permitirnos vencer tan fácilmente los escuadrones enemigos superiores o están demasiado bien defendidos, siempre podemos tratar de buscar puntos débiles en las defensas enemigas. Si la casilla 1-A es visiblemente más poderosa que la inferior y estás seguro de que tu gremio va a perder la mitad de sus ataques en tirar dicho territorio… ¿saldría rentable atacarlo para llegar a las naves? La respuesta varía según la situación, pero en condiciones normales es un claro no.

La buena noticia es que sus mejores escuadrones están defendiendo un territorio delantero, lo que debilita sus ataques y deja un importante hueco en las demás defensas enemigas. Esta vez la estrategia a seguir será contraria a la anterior y prácticamente nos olvidaremos de las casillas de naves.

Atacando a la 1-B y posteriormente a la 2-B, se abrirán dos caminos: 3-B y 3-C, los cuales a su vez nos dan la posibilidad de destruir dos casillas traseras enemigas, aunque gastando al menos 50 escuadrones de infantería más que en la estrategia anterior (recordemos que cada casilla está constituida por hasta 25 escuadrones y existían 2 casillas de naves). Es muy difícil que, tras haber destruido todas las casillas de la mitad inferior, podamos derrotar las casillas 1-A y 2-A, pero al menos habremos usado nuestros mejores escuadrones de forma útil.

Esta es la estrategia que debería usar cada gremio para defenderse, la que protege muy bien las casillas superiores y obliga al rival a gastar muchos más recursos. El mayor error que se puede cometer contra este tipo de defensas es obsesionarse con tumbar la casilla 1-A, ya que es justo lo que se busca, es como darse cabezazos contra un muro de hormigón en lugar de romper una puerta de papel.

Estos son algunos consejos y estrategias que te ayudarán a obtener el mejor resultado posible dependiendo de la situación, comenta más abajo la estrategia que tu gremio ha seguido y no olvides participar en nuestra encuesta, queremos conocer tu resultado. ¡Te deseamos suerte en el árido desierto de Jakku!

Que la fuerza os acompañe. Siempre.
Anker

 

Deja un comentario